Inicio / Mercado / Fenacore, en contra de subir el precio del agua como medida para un uso eficiente

Fenacore, en contra de subir el precio del agua como medida para un uso eficiente

El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE), Andrés del Campo, rechazó, durante su participación en el XXXVII Congreso Nacional de Riegos (del 4 al 6 de junio en Don Benito – Badajoz), la subida del precio del agua como medida para alcanzar un uso eficiente de este recurso, tal y como plantea el Libro Verde de la Gobernanza del Agua en España (LVGA) impulsado por el Ministerio para la Transición Ecológica con el objetivo de abordar un cambio en la política hidrológica nacional en un contexto de cambio climático.

Del Campo es contrario a la modificación del régimen económico-financiero del agua propuesta en el Libro Verde y argumenta que la legislación española ya está adaptada al principio de recuperación de costes que pide la normativa europea -la Directiva Marco de Agua (DMA)-, siendo necesario aplicarlo de forma correcta.

Fenacore afirma que “en España se recuperan el 80% de los costes financieros relacionados con el agua y cerca del 70% de los costes totales, lo que demuestra que efectivamente se cumple con la normativa europea, máxime cuando la Directiva Marco de Agua no exige recuperar el montante total, sino tener en cuenta el principio de recuperación de costes”.

Desde su punto de vista, habría que determinar qué precio deben pagar por el agua los usuarios y qué debe cargarse a los Presupuestos Generales del Estado, ya que los costes ambientales tienen que ser asumidos por la sociedad en su conjunto.

Considera que si se incrementa la tributación del agua, se perjudicará a la competitividad de la agricultura que, a su parecer, “está ya en clara desventaja por unos costes de producción desorbitados, debido al fuerte encarecimiento de la factura eléctrica en los últimos años”.

Los regantes opinan que las modificaciones planteadas “son muestra de que el equipo encargado de llevar a cabo su redacción desconoce por completo aspectos básicos como que la legislación actual promueve ya un uso eficiente del agua, a través de la modernización de regadíos, siendo necesario impulsar el Plan Director de Regadíos orientado a modernizar las 800.000 hectáreas todavía pendientes de acuerdo al doble objetivo de ahorrar agua y energía”.

Para Fenacore, un trabajo de este relieve debería haberse encargado a un centro oficial reconocido internacionalmente y con experiencia como consultora oficial de la Administración del Agua, como es el CEDEX, en lugar de delegar las propuestas a las comunidades autónomas a través de foros territoriales, haciendo prevalecer el interés localista sobre el general, cuando el agua es competencia del Estado.

Además, Del Campo denuncia que entre los 32 expertos elegidos para desarrollar las propuestas para este Libro Verde apenas había dos representantes de las comunidades de regantes, a pesar de concentrar el 75% de la demanda de agua en España, y que la Ministra de Transición Ecológica (ahora en funciones), responsable del agua en España, no se ha reunido todavía con los representantes del 80% del regadío en España.

Según el presidente de Fenacore, Andrés del Campo, “mal encaminada va la política del agua en España si se diseña sin tener en cuenta desde el minuto cero el criterio de los principales usuarios del agua, que son los regantes, y se le cede la responsabilidad a nuevas corrientes ecologistas que rayan el extremismo al defender que las cuencas no tienen déficits sino demasiada demanda y que para reducirla hay que incrementar las costes del agua”.

Clic aquí

Agosto se vuelve a enfriar

Tras varios meses de crecimiento, las ventas de tractores nuevos retrocedieron un 12.59% en agosto, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.