El fabricante chino Zoomlion adquiere la empresa alemana de implementos Rabe

Zoomlion, uno de los principales fabricantes chinos de maquinaria de construcción, y también presente en el sector de maquinaria agrícola ha adquirido Rabe, la histórica empresa alemana de equipos para el trabajo de suelo con sede en Bad Essen (Baja Sajonia, Alemania). En 2019, Zoomlion superó los 6.000 millones de dólares de facturación.

Aunque la operación de adquisición se concretó en mayo, no ha sido hasta ahora cuando se ha oficializado mediante un comunicado de prensa, donde Rabe figura como ‘una empresa de Zoomlion’.

Según la compañía china, Zoomlion no solo pretende mantener el alto estándar de calidad de Rabe sino también incrementarlo, un aspecto que resultó decisivo para la adquisición por parte de los asiáticos.
Zoomlion tiene proyectado ampliar y modernizar la planta de Bad Essen y actualizar la imagen de la marca. Para lograrlo, se llevarán a cabo inversiones, especialmente en tecnología de producción, con el objetivo de ganar eficiencia y rentabilidad en la producción y comercialización.

Lanzamiento internacional en el mercado chino

Zoomlion confía en el éxito a medio plazo en nuevos mercados de los productos Rabe, para así poder aumentar el volumen de la producción. También en China, donde tiene pensado presentar a Rabe como filial de Zoomlion en Ciame, la mayor feria de maquinaria agrícola china, que se celebrará en Qingdao del 29 al 31 de octubre.

Como primer paso, se aseguró el suministro de componentes para todos los productos Rabe y posteriormente se reanudó la producción de máquinas completas.

También se actualiza la imagen del producto y reaparece el distintivo cuervo (en alemán ‘Rabe’) en el logo, que también estará impreso en la maquinaria y el nuevo color que ahora se acerca más al azul oscuro tradicional de Rabe.

Los fallidos intentos del grupo francés Grégoire Besson y de Zoomlion

La compra por parte de Zoomlion pone fin a un período convulso en la historia de Rabe, cuyos orígenes se remontan a 1889. La empresa alemana, con un valioso legado con el nombre de Rabewek, fue comprada en 2011 por el grupo francés Grégoire Besson que, además de poder disponer de una gama completa, esperaba llegar a otros mercados internacionales con la marca alemana.

Sin embargo, las cosas fueron distintas y, tras la finalización de la asociación con John Deere, Rabe se vio obligada a declararse en quiebra en 2019.

En cuanto a Zoomlion, el fabricante chino había mostrado repetidamente su interés en expandir su cartera de productos a equipos agrícolas con el objetivo de convertirse en una línea completa. Ya en 2014, la china Chery Heavy Industry, poco después absorbida por Zoomlion, trató de adquirir Kverneland en dura pugna con Kubota, con resultados ya conocidos por todos; los japoneses acabaron haciéndose con el reconocido fabricante de implementos.

Clic aquí

AG-Group continúa su expansión en Portugal

Dentro de su proyecto de expansión en Portugal, AG-Group ha alcanzado un acuerdo con la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.