Es tiempo de prepararnos para la gran recuperación

Javier Seisdedos, Director de Distribución España&Portugal AGCO Corporation. Representante Legal AGCO Iberia.

Estimado lector

Nunca nos hubiéramos imaginado ni en la peor de nuestras pesadillas encontrarnos en esta situación de confinamiento generalizado, pero sobre todo de incertidumbre y desconfianza en tantos aspectos.

La expansión del virus ha obligado al cierre generalizado de dos sectores fundamentales en España, el turismo y la automoción, y le ha dado un severo frenazo al tercer pilar, la construcción, con un futuro muy incierto.

Estamos viendo a nivel internacional situaciones inimaginables, caída del petróleo a valores nunca vistos, ciudades desiertas, fronteras cerradas, aeropuertos convertidos en parkings de aviones.

Nos está costando mucho este covid-19, por un lado y sobre todo, en vida humanas, y en durísimos reveses a los que se quedan, pero no pueden ni despedirse de sus seres queridos, al igual que nos costará superar emocionalmente las largas semanas de confinamiento cuando las pasemos. Por otro lado, la situación económica que nos encontraremos cuando salgamos de nuestras casas va a ser nunca vista.

Pero de aquí tenemos que sacar un aprendizaje que no podremos olvidar nunca.

Valoremos no solo la rentabilidad de las industrias, valoremos también su valor estratégico y los riesgos de su falta, el material sanitario creo que no hace falta explicarlo más. Cómo es posible que toda Europa dependa de un avión que llegue con mascarillas y guantes de China. Siempre se nos habló de la globalización de la economía… pues bien, hemos visto que hay límites.

La inversión en investigación, que en especial en nuestro país nunca ha sido tema por nadie valorado, vemos que ahora dependemos de otros países para que desarrollen nuestra vacuna, así como en la fabricación de fármacos o desinfectantes que se ha debido de recurrir a empresas de otros sectores y hasta la farmacia del ejército.

En cuanto a nuestro sector, otra lección aprendida, pese a ser uno de los países de Europa con mayor desempleo, dependemos de la mano de obra extranjera para recoger las producciones no mecanizadas. Incluso en esta situación de crisis. Es la pega del Estado del bienestar, es más fácil acceder a algún tipo de ayuda que sudar en un bancal del Jerte. Tenemos una gran ventaja respecto a otros países en relación con el alimento: nos podemos abastecer, pero si queremos que esto siga siendo así, no perdamos de vista a nuestros agricultores y ganaderos, la sociedad ha de verlos como su seguro de vida, en cuanto a una alimentación de calidad y los ha de cuidar, Si, también con subvenciones, que aseguren un margen que permita seguir invirtiendo en su explotación para cumplir con toda la normativa medioambiental y de calidad alimentaria, sin que tenga que pedir perdón por ello. En un mundo globalizado los acuerdos internacionales nos condicionan importaciones de países en desarrollo, muy alejados de los estándares de salud y bienestar europeos, con los que sus precios de llegada a los mercados europeos son mucho más bajos. Es así, y es justo ayudar a que estos países puedan crecer y puedan mejorar las condiciones de vida de su población. Pero en estos acuerdos internacionales, el pagano no puede ser nuestro agricultor. Si esto continua, el cambio generacional en el campo, seguirá haciendo que perdamos más y más agricultores en nuestros pueblos, haciendo que la España despoblada sea más despoblada y la España de los atascos este cada vez más atascada.

Es tiempo de prepararnos para la gran recuperación, en los medios nadie habla de ello, pero nuestros mayores nos lo podrán recordar: ahora va a tocar trabajar y trabajar duro, cada uno en lo suyo, y no quedarse esperando la sopa boba, que solo solucionará el día de hoy, no el de mañana. Y en esta recuperación, nuestro sector primario tendrá mucho que decir, produciendo alimentos, apoyando nuestras exportaciones, generando empleo, moviendo la economía al invertir en sus explotaciones. Es un sector que con poco que le den, como siempre, devolverá mucho. Ayudando a nuestro campo, nos ayudaremos todos.

Clic aquí

ALBERTO LOPEZ

Seguiremos construyendo el futuro

Alberto J. López Sánchez, Director de marketing y comercial Feria de Zaragoza   Feria de Zaragoza está …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.