España puede producir biometano para cubrir el 45% de la demanda nacional de gas natural

El potencial de producir biometano en España alcanza los 163 TWh/año y permitiría cubrir alrededor del 45% de la demanda nacional de gas natural, según el estudio presentado recientemente en Madrid por Sedigas, la asociación que reúne a las empresas del sector gasista español comprometido con el cumplimiento de la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los objetivos de energía y clima de la UE.

“Los resultados de este informe ponen de manifiesto la oportunidad que España tiene ante sí para erigirse como una de las principales potencias energéticas de la Unión Europea de la mano de los gases renovables. El biometano es una solución verde y eficiente en costes para avanzar en la descarbonización que podría generar cerca de 62.000 empleos en un ámbito industrial con un potencial enorme en nuestro país. No hay que olvidar que su desarrollo está íntimamente ligado al mundo rural, ya que los residuos ganaderos y agrícolas son una de las principales materias primas para su producción. El despliegue de este enorme potencial, no solo aportaría una gran riqueza a la economía nacional, sino que contribuiría a solucionar dos desafíos históricos de nuestro país: la gestión eficiente de los residuos y el reto demográfico en la España vaciada”, destacó Joan Batalla, presidente de Sedigas.

El estudio estima que el desarrollo de este potencial de producción de biometano  de 163 TWh/año podría haber supuesto un ahorro de unos 4.000 millones de euros a los consumidores en su factura energética en 2022, por la reducción de las compras a países terceros.

La materialización del potencial español de producción de biometano supondría, asimismo, un importante impulso al desarrollo socioeconómico local, ya que conllevaría la puesta en marcha de 2.326 plantas especializadas a lo largo de todo el territorio, con una inversión asociada estimada de 40.500 millones de euros -el equivalente al 3,6% del PIB– y la generación de cerca de 62.000 empleos, entre directos e indirectos, asociados a su operación y mantenimiento.

Con todo ello, se evitaría la emisión de 8,3 millones de toneladas de metano que, de otra manera, se liberarían a la atmósfera de forma natural por la descomposición de los residuos reutilizados para generarlo.

Por sus características, Castilla y León, Andalucía y Castilla-La Mancha son las comunidades autónomas con mayor potencial, y juntas acaparan el 50% del total de la capacidad nacional.

Sedigas destaca que la introducción en el mix energético del biometano es esencial para cumplir los objetivos de descarbonización, facilitar una mayor soberanía energética, reducir la problemática actual en torno a la gestión de residuos, atraer inversión en los sectores primarios y ayudar a fijar empleo en las zonas rurales.

 

Clic aquí

Nuevo sistema semisuspendido de transporte para compactadores Lemken de grandes dimensiones

El especialista en arados Lemken explica que el compactador de subsuelo se usa en las …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.