La UE concede una moratoria de un año para los motores de Fase V

Finalmente, se logra una extensión del plazo para la obligatoriedad de los motores de Fase V.

El 17 de julio, el Parlamento Europeo ha publicado El Reglamento (UE) 2020/1040, para modificar el anterior Reglamento (UE) 2016/1628, que extiende la aplicación de la normativa de emisiones de la Fase V a 2020 y 2021. Esto confirma la extensión en 12 meses de ciertas disposiciones transitorias y es aplicable retroactivamente a partir del 1 de julio de 2020.

Los plazos se han establecido de la siguiente manera: 30 de junio de 2020 para potencias inferiores o iguales a 56 kW (76 CV) e iguales o superiores a 130 kW (alrededor de 177 CV) y 31 de diciembre de 2021 para potencias entre 56 y 130 kW.

Esta decisión de Parlamento Europeo ha sido recibido muy satisfactoriamente por las asociaciones industriales europeas que representan al sector de las máquinas móviles para fuera de la carretera (NRMM), en particular CECE (Commitee for European Construction Equipment), CEMA (European Agricultural Machinery Association), EGMF (European Garden Machinery Federation), EUnited Municipal Equipment & Cleaning, Europgen (European Association of the Generating Set Industry) e FEM (European Materials Handling Federation), que durante los últimos estaban solicitando urgentemente a la Comisión Europea una moratoria temporal por las perturbaciones que ha causado el coronavirus en el mercado.

CEMA se muestra muy satisfecho, especialmente con la aplicación retroactiva

El voto del Parlamento ha sido fundamental para evitar un mayor daño económico por la pandemia a nuestras industrias manufactureras y para también para proteger los miles de trabajos calificados que dependen de ellos”, dijo el Secretario General de CEMA, Jérôme Bandry. “Esta medida, que no tendrá repercusiones negativas desde el punto de vista ambiental ni afectará al rigor de la legislación europea sobre emisiones, le dará al sector el tiempo necesario para instalar en las máquinas los motores de transición, ya producidos o comprados, ponerlos en el mercado para cumplir con los requisitos más estrictos. La ausencia de una moratoria habría resultado en un desperdicio innecesario de materias primas y recursos, además de un gran coste financieros”, continuó Bandry.

Los sectores industriales implicados se muestran particularmente satisfechos con la aplicación retroactiva de esta enmienda legislativa que proporciona a los fabricantes la seguridad jurídica necesaria.

En el comunicado conjunto, el sector NRMM invita a la Comisión a continuar supervisando el efecto de Covid-19 en la industria y a realizar una evaluación oportuna de su impacto, presentando un nuevo informe al Parlamento y tomando, si corresponde, nuevas medidas legislativas.

Clic aquí

La IFA premia a Fertiberia por su compromiso en Seguridad, Salud y Medio Ambiente

El compromiso de Fertiberia con la seguridad, la salud y el medio ambiente ha vuelto …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.