Los fabricantes de maquinaria piden a la UE que posponga los plazos para los ‘motores de transición’ en la Etapa V

En una carta firmada, entre otros, por la asociación europea de fabricantes de maquinaria agrícola (CEMA), solicitan a la Comisión Europea la revisión de algunos plazos definidos en las regulaciones europeas 2016/1628 y 2018/985.

En una carta conjunta enviada el pasado 25 de marzo a la Comisión Europea, las asociaciones industriales europeas que representan al sector de la maquinaria móvil no viaria (CECE, CEMA, EGMF, EUnited Municipal Equipment & Cleaning, Europgen y FEM) han solicitado la suspensión de los plazos de 2020 y 2021 establecidos por el Reglamento 2016/1628 europeo sobre emisiones de escape provenientes de NRMM (Maquinaria móvil no viaria) y 2018/985 específico para vehículos agrícolas.

En la misiva se recuerda que, de acuerdo con las Reglamentos regulatorios mencionados anteriormente, 2020 representa la Fase de transición a la Etapa V para motores para los segmentos de potencia inferiores a 56 kW (76 CV) e iguales o superiores a 130 kW (unos 177 CV), mientras que en 2021 será la fase de transición para los segmentos de potencia de entre 56 y 130 kW. Esta fase de transición hace referencia al período en el que los fabricantes pueden continuar utilizando los motores de la anterior generación.

Los fabricantes pueden continuar fabricando máquinas con una potencia inferior o igual a 56 kW y superior o igual a 130 kW con motores de transición de la Fase IV hasta el 30 de junio de 2020 y podrán comercializarlas en el mercado europeo hasta el 31 de diciembre de 2020”. Estos motores de la Fase IV, aclaran las asociaciones, ya han sido adquiridos por los fabricantes, pero la situación que está generando la pandemia del Covid-19 ha supuesto una notable desaceleración y, en algunos casos, una parada completa en el suministro de los componentes básicos como neumáticos, ejes, componentes hidráulicos, iluminación y equipos electrónicos, para la fabricación de tractores.

Probablemente, esto llevará a que si los plazos para ambos segmentos de potencia no se posponen (los mismos plazos que se trasladaron a 2021 y se aplican a los tractores de entre 56 y 130 kW), muchos de los tractores en proceso de fabricación no se podrán completar y comercializar dentro de los plazos establecidos, lo que obligará a los fabricantes a destruir la mayor parte de esos nuevos motores de la Fase IV que ya no son comercializables en Europa, lo que supondrá un gran daño económico y perdida de materias primas y recursos.

La situación es crítica”, declaró el Secretario General de CEMA, Jerome Bandry. “Se debe otorgar una moratoria temporal, con plazos pospuestos hasta que se pueda reconsiderar la situación. Tal medida, sin impactos en el medio ambiente, evitaría más daños económicos causados ​​por la pandemia de Covid-19 a nuestras industrias de fabricación y las actividades que dependen de ellas”.

Clic aquí

Asaja Aragón considera insuficiente la nueva normativa de etiquetado de la miel

La normativa para el etiquetado de la miel aprobada recientemente en Real Decreto por el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.