Olipes recomienda revisar periódicamente el líquido de frenos para una conducción segura

El 70% del parque automovilístico circula con el líquido de frenos en mal estado. Olipes mantiene la promoción de Maxifluid Brake hasta final de julio.

Olipes

La edad media del parque automovilístico español se sitúa en los 13.5 años, lo que hace que un correcto mantenimiento de los vehículos sea vital para prevenir el riesgo de sufrir accidentes de tráfico y garantizar una circulación segura. Uno de los grandes olvidados por los usuarios al hacer la revisión de su vehículo es el líquido de frenos.

Se estima que siete de cada diez automóviles circulan con el líquido de frenos en mal estado. Para Olipes, empresa especializada en la fabricación de aceites y grasas lubricantes, refrigerantes-anticongelantes, líquidos de frenos y otros fluidos para el sector del automóvil, la industria, el transporte y la maquinaria agrícola y pesada, se trata de una conclusión alarmante dado el papel crucial que este fluido juega en el sistema de frenado.

La función del líquido de frenos es transferir la fuerza de la frenada desde el cilindro maestro a los frenos de la rueda (pinzas o cilindros de rueda), lubricar los componentes hidráulicos y proteger contra la corrosión. En definitiva, la seguridad del vehículo y sus ocupantes depende en gran medida de su buen estado de conservación.

Para cerciorarnos de que el líquido de frenos está en perfecto estado, su color debe ser amarillo transparente y su nivel encontrarse siempre entre las dos marcas de máximo y mínimo. Por otra parte, es recomendable su sustitución entre el primer año y el tercero de uso del vehículo.

En general, además de seguir las instrucciones del fabricante, es recomendable cambiar el líquido de frenos al menos cada dos años para garantizar que sus cualidades se encuentran inalteradas. Lo ideal es comprobar su estado y nivel mensualmente y con regularidad –si es posible por un profesional del sector–, especialmente si se detectan fugas en el sistema o pérdida de nivel”, afirma Fernando Díaz, codirector general ejecutivo de Olipes.

Principal responsable de detener en el menor tiempo posible

Olipes

El sistema de frenos debe estar siempre en las mejores condiciones ya que es el máximo responsable de detener el vehículo en el menor tiempo posible. Con un mantenimiento correcto, un trabajo profesional y un líquido de máxima calidad se logrará mejorar la seguridad vial, acortar la distancia de frenada y prolongar la vida del sistema de frenos.

Por el contrario, ignorar su mantenimiento puede tener consecuencias nefastas en la carretera. Al no renovar el líquido de frenos, éste puede absorber humedad y reducir su efectividad, puede producirse un deterioro acelerado de los elementos de la frenada y, además, se pierde potencia de freno.

Para un frenado eficaz, Olipes recomienda Maxifluid Brake, su líquido de frenos de base sintética y nivel de calidad DOT* 4, ideal para todos los sistemas de frenos y sistemas de embrague que exijan fluidos sintéticos de este nivel de calidad y, especialmente, para los vehículos con ABS (sistema antibloqueo de frenos), ASR (control de tracción), ESP (control electrónico de estabilidad), AFU (ayuda al frenado de emergencia) y otros sistemas de ayuda a la conducción basados en el control de frenada.

Hasta el 31 de julio, Olipes mantiene activa una campaña dirigida a talleres y consumidores profesionales en la que, al adquirir una caja completa de 40 unidades de Maxifluid Brake de 500 ml, obsequia a sus clientes con una bomba de succión de líquido de frenos.

Disponible en envases de 500 ml, Maxifluid Brake tiene un punto de ebullición (en reflujo estable) de 260 °C, muy superior al ofrecido por los líquidos de frenos DOT 4 convencionales, evitando la formación de burbujas en el circuito a alta temperatura, lo que, sumado a su baja viscosidad, lo convierten en un producto especialmente recomendado para su uso como líquido de frenos de alta seguridad en vehículos equipados con sistemas de asistencia a la frenada, control de estabilidad y control de tracción.

Maxifluid Brake cumple con los requisitos de las especificaciones UNE 26-109-88, DOT 4, SAE J 1703, SAE J 1704 e ISO 4925 clase 4, según homologación certificada por el INTA (Instituto Nacional de Técnicas Aeroespaciales), Cerf. N.º 303 de 11.01.2019, que garantiza el cumplimiento de la legislación europea relativa a los sistemas de frenado.

Olipes fabrica todos sus productos bajo los estándares de calidad ISO 9001 y medioambientales ISO 14001 y ofrece a sus clientes profesionales un servicio de asistencia técnica de primer nivel, capaz de resolver cualquier consulta en tiempo récord.

Clic aquí

Los accionamientos de FAULHABER ya se utilizan en la agricultura inteligente

FAULHABER apuesta por el futuro inteligente de la agricultura. El proveedor de tecnologías de accionamiento …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.