ASEMESA se suma a otras asociaciones en contra del impuesto al plástico

Aceituna de mesa

El nuevo impuesto al plástico, que entrará en vigor el uno de enero en España, supone, según la Asociación Española de Exportadores e Industriales de la Aceituna de Mesa (ASEMESA), un nuevo frente para su sector, que además se encuentra inmerso en una lucha contra los aranceles impuestos por EE. UU a la aceituna negra. Su implantación supondrá un coste estimado para toda la industria agroalimentaria española de 690 millones de euros, la aceituna de mesa incluida. España será el único país de la UE, tras Italia, en aplicar este impuesto especial sobre los envases de plástico. Por todo esto, ASEMESA anuncia que se suma a las distintas asociaciones agroalimentarias y de la distribución en contra de la implantación del nuevo impuesto al plástico.

ASEMESA secunda la petición de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) para retrasar la entrada en vigor del Impuesto a los envases de plástico no reutilizables, e insta a que no se adopte ninguna medida regulatoria o fiscal que añada más cargas imposibles a un sector que lleva un año luchando contra los elementos.

Según la asociación, “esta postura responde a la necesidad de actuar ante la premura para implantar el impuesto en nuestro país, sin tener en cuenta la situación económica actual” y explica que «España es el único país europeo que contempla la entrada en vigor de un impuesto de este tipo a partir del próximo 1 de enero, lo que supone pérdida de competitividad, sobrecostes para los productos, repercusión directa en las exportaciones y un coste económico difícil de asumir para las empresas».

Destaca que la mayoría de los estados miembros no han optado por medidas fiscales en la legislación de economía circular, incluso Italia que llegó a regularla sigue posponiendo su entrada en vigor consciente de la situación económica actual.

Recuerda que ASEMESA se encuentra aún inmersa en una lucha titánica por tratar de paliar los efectos devastadores de los aranceles impuestos por EEUU a la aceituna negra española y afirma que desde que comenzó este problema, con las primeras tasas impuestas a la aceituna negra en agosto de 2018, el sector acumula unas pérdidas en exportaciones de 170 millones de euros.

A las pérdidas en EE.UU. se suman las producidas por la invasión de Ucrania por Rusia ya que esa zona es también uno de los principales destinos de la aceituna española habiéndose perdido exportaciones por una cantidad similar a la pérdida por los aranceles a EE. UU, alrededor de 60 millones de euros en cómputo anual.

Clic aquí

Nuevo sistema semisuspendido de transporte para compactadores Lemken de grandes dimensiones

El especialista en arados Lemken explica que el compactador de subsuelo se usa en las …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.