BASF lanza en España el fungicida Revysol

El primer producto a base de Revysol se comercializará en cereales en 2022 (Revycare) y en los próximos años le seguirán soluciones para viña, frutales (Revyona en 2023) y cultivos hortícolas (Revyona en 2025).

BASF

Los agricultores se enfrentan a muchos retos para poder mantener la rentabilidad de sus explotaciones. Son numerosos los factores que no pueden controlar y que condicionan el valor de sus cosechas. Uno de estos factores, con especial incidencia en su rendimiento y calidad, son las enfermedades. Las enfermedades aparecen cada vez más temprano en el desarrollo del cultivo y son más difíciles de controlar con las herramientas disponibles, requiriendo de estrategias integradas de manejo. Un pilar fundamental para el manejo integrado de enfermedades son las herramientas químicas, y éstas cada vez son más limitadas. Esta limitación se debe tanto a los requisitos regulatorios, cada vez más exigentes, como a la dificultad de encontrar nuevas materias activas por parte de la industria.

Nueva materia activa

El fungicida de BASF Revysol es el primero azol isopropanol en ser introducido en el mercado español. Su registro en Europa ha representado un hito importante para los agricultores europeos, que desde entonces disponen de una herramienta muy potente para controlar las principales enfermedades fúngicas de sus cultivos, incluyendo las más agresivas y resistentes, y optimizar la gestión de sus explotaciones. Con esta nueva materia activa BASF ofrece a los agricultores cultivos sanos y libres de enfermedades durante mucho más tiempo.

Para desarrollar Revysol, BASF ha unido los conocimientos de sus expertos en fungicidas y sostenibilidad con el objetivo de alcanzar una eficacia excepcional y, al mismo tiempo, cumplir con los requerimientos regulatorios más exigentes. Revysol define un nuevo estándar en el control de las enfermedades fúngicas, incluso en presencia de cepas resistentes en el campo. En unos años, la llegada de Revysol se considerará una piedra angular en la lucha contra las enfermedades fúngicas, a la par que lo fue la materia activa epoxiconazol, también descubierta por BASF, hace más de 20 años. Sin embargo, el contexto ahora es muy diferente con respecto al 1994: los productos fitosanitarios son objeto de un escrutinio sin precedentes tanto por parte de los organismos políticos, como de la cadena de suministros alimentarios.

Más información en: www.larevylucion.com

Clic aquí

El ‘Dualsteer’ llega a la gama media de BCS con su tractor Spirit 70, más maniobrable y compacto

  En el reciente certamen internacional italiano, Eima 2021, fue presentado y premiado el sistema …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.