Fallece Antonio Carraro, presidente y fundador del histórico fabricante italiano que lleva su nombre

El pasado 11 de marzo de 2022 ha fallecido uno de los nombres más importantes de la mecanización agrícola italiana. Le sobreviven su esposa, Luciana, y sus seis hijos, Marcello, Liliana, Massimiliano, Silvia, Davide, y Barbara, muchos de los cuales desarrollan su labor dentro de la compañía.

El pasado 11 de marzo de 2022, Antonio Carraro, presidente de Antonio Carraro SpA, que acababa de cumplir los noventa años, ha fallecido rodeado de sus seres queridos. Antonio Carraro era el presidente de la histórica empresa del mismo nombre, ubicada en Campodarsego (Pádua, Italia). Líder en la fabricación de tractores compactos destinados a la agricultura especializada y municipalidades, así como una de las marcas de tractores compactos isodiamétricos más reconocidas, la empresa cuenta en la actualidad con más de 500 empleados, cuatro filiales comerciales en Australia, España, Francia y Turquía, y exporta el 65% de su producción a 42 países.

Antonio Carraro, una vida dedicada a la mecanización agrícola

Hablar de la vida de Antonio Carraro es hacerlo de la empresa que lleva su nombre. De la escisión de la antigua Giovanni Carraro, fundada en 1910 por su padre, un reconocido fabricante italiano de sembradoras, tractores y motores diésel, nacieron dos empresas distintas en 1960: Antonio Carraro di Giovanni (con Antonio, su hermana Bianca y su padre Giovanni) y Carraro SpA (con Oscar, Mario, Francesco y Clara, los otros hijos de Giovanni). Las dos ramas de la familia Carraro diferían en su visión empresarial: la rama de Mario, Carraro SpA, se centró en la producción a gran escala de ejes para tractores y componentes de automoción, mientras que la de Antonio se especializó en tractores compactos de ruedas isodiamétricas para la agricultura especializada, adoptando como marca los cuatro caballos rotantes, un symplegma de origen persa representado en un dibujo de 1600, símbolo de fertilidad y fuerza. Los éxitos se sucedieron ya desde el principio y, a partir de 1970, Antonio Carraro consiguió desmarcarse de sus competidores y se convirtió en líder del sector de los tractores compactos.
En 1973, Antonio Carraro fundó el ‘Centro Studi e Ricerche’, uno de los primeros del sector metalmecánico en Italia, donde reunió un equipo de técnicos dedicados exclusivamente a la investigación de medios innovadores para la agricultura, iniciando colaboraciones con los Institutos Universitarios de Padua (Italia), Bolonia (Italia), Berlín (Alemania), Humboldt (Alemania) y Sídney (Australia).

En la década de los 2000, dio inicio el primer gran plan de expansión de la empresa, con la construcción de nuevas instalaciones en su sede de Campodarsego, y la reorganización de todos los departamentos productivos, adoptando las ideas de Porsche Consulting (división del reconocido fabricante de automóviles de Stuttgart, Alemania). La formación, que duró tres años, marcó un punto de inflexión fundamental para la empresa, para situarse en la parte más alta de la industria de la mecanización agrícola gracias a la aplicación de la máxima tecnología en los procesos de producción y la organización según la filosofía japonesa ‘Kaizen’, basada en la continua mejora.

En los cultivos en hilera de viñedos y frutales, en los cultivos de montaña, en los invernaderos, en los pastos y en los bosques, en el mantenimiento de las zonas verdes públicas y privadas, en la viabilidad de las carreteras en invierno, en las canteras, en el mantenimiento de los campos deportivos: un tractor Antonio Carraro puede marcar la diferencia en términos de rendimiento y confort operativo.

En Italia, la marca Antonio Carraro ostenta desde hace muchos años el récord de matriculaciones en el segmento de tractores compactos, y a nivel mundial se encuentra entre las 7 primeras marcas. Con su trayectoria, Antonio Carraro ha propiciado un gran crecimiento de su empresa y de las actividades económicas relacionadas con ella, contribuyendo al desarrollo del empleo en el ámbito mecánico. Asimismo, podemos afirmar que los medios que él creó han dado un gran impulso a la economía agrícola de las zonas de la cuenca del Mediterráneo y de las zonas montañosas de los Alpes (norte de Italia, Suiza, Austria y Europa del Este), del sur de Italia, España, Grecia, Portugal, pero también de Alemania, Francia y toda Europa. Desde los años 60 han nacido cientos de concesionarios de tractores y puntos de venta Antonio Carraro.

Activo en la empresa hasta hace pocas semanas, como pudimos comprobar la pasada edición de Eima Internacional, en noviembre, donde tuvimos ocasión de charlar con él y su hijo Marcello, Antonio Carraro seguía totalmente involucrado en el departamento de Investigación y Desarrollo de la empresa, al que acudía a diario. Trabajador infatigable, y de carácter optimista y apasionado, este pionero de la industria de los tractores ha logrado desarrollar una consolidada y reconocida marca que hoy cuenta con más de 500 empleados, 5 filiales (España, USA, Turquía, Chile, Francia), 650 concesionarios y puntos de venta en todo el mundo.

La personalidad de Antonio Carraro

De carácter reservado y algo tímido, a Antonio Carraro le apasionaba la mecánica ya desde niño, pero también el arte y la música. Aunque fue invitado a asumir funciones institucionales por su prestigio y cultura, nunca aceptó ningún cargo fuera de su propia empresa, ya que lo consideraba incompatible con su actividad industrial. La única excepción a su filosofía de vida se produjo durante las diversas presentaciones del último libro del escritor Piero Buscaroli, titulado ‘Beethoven’, a partir del 2005, en las que el crítico musical (gran amigo de Antonio Carraro), lo invitó en calidad de gran conocedor de Beethoven, como ponente y comentarista.

Desde Agrotecnica, queremos enviar nuestras más sentidas condolencias a toda la familia Carraro. Requiescat in pace.

Clic aquí

Los accionamientos de FAULHABER ya se utilizan en la agricultura inteligente

FAULHABER apuesta por el futuro inteligente de la agricultura. El proveedor de tecnologías de accionamiento …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.