Falsa alarma, las exportaciones de septiembre tranquilizan al sector

En septiembre, las exportaciones españolas del sector agropecuario ascendieron a 2.661.109.805,21 euros, lo que supone un crecimiento del 15,44% en relación con el mismo mes de 2021.

Jaime Hernani, General Manager de AGRAGEX – Asociación Española de Fabricantes-Exportadores de Maquinaria Agrícola y sus Componentes, Invernaderos, Protección de Cultivos, Sistemas de Riego, Equipamiento Ganadero, Salud y Nutrición Animal, Maquinaria Forestal, de Biomasa y de Post-cosecha-, expresó a finales de octubre su preocupación por el frenazo registrado en las exportaciones del mes de agosto del sector agropecuario y por si esos datos pudieran ser el comienzo de la crisis económica del sector. “Parece ser que era una falsa alarma por los datos que se acaban de publicar correspondientes al mes de septiembre”, explica ahora el directivo.

“Si es verdad que el crecimiento experimentado en los últimos 2 meses pierde los dos dígitos y no es al que nos solían tener mal acostumbrados”, comenta Hernani respecto a los datos recibidos.

Europa es una vez más el primer cliente, acaparando más de 1.600 millones de euros y creciendo casi un 18%. Dentro de Europa, el mejor cliente, Francia, se recupera de los datos de agosto y crece un 13% hasta los 440 millones de euros. Portugal, Italia y Alemania siguen en su línea regular y mantienen sus puestos del segundo al cuarto respectivamente en el ranking de clientes. Entre los cuatro países compraron a España 1.020 millones de euros en los primeros 9 meses del año.

Fuera de Europa cabe destacar, una vez más, según explica Hernani, a Turquía que sigue su senda de recuperación, aunque en números menores, y crece un 22% acercándose a todas las exportaciones de 2021. Rusia ha mejorado algo su caída libre de los primeros meses del año, aunque sigue en negativo.

África, a pesar de los pesares, crece discretamente un 9%. Marruecos sigue siendo el primer cliente y crece un 10% al mes de septiembre. Por el contrario, Argelia sigue en caída libre provocando verdaderos desastres entre los pequeños exportadores, los más afectados en este tipo de conflicto político.

América Latina parece que sufre la recuperación del euro y cae ligeramente en septiembre, aunque mantiene un 14% de subida en el conjunto del año. México no termina de recuperarse y sigue con signo negativo. Chile está plano al final del verano, habrá que esperar cómo evoluciona el nuevo gobierno. Por último, Brasil que llevaba un crecimiento exponencial hasta julio, se ve frenado el mismo con dos meses seguidos en negativo “y aun así crecemos un 74%. No sé si tendrá algo que ver la entrada de un nuevo gobierno”, apunta Hernani.

Sobre Estados Unidos señala: “Llevamos 4 años con un nivel de ventas imparable pero también hemos sufrido, probablemente por la fortaleza del euro, una caída en ventas tanto en agosto como en septiembre pero manteniendo un resultado positivo del 12% en los 9 primeros meses del año”.

Respecto a Asia, “se mantiene en su línea de discreción y moviendo unas cifras modestas… Crecemos un 9% en un año muy irregular, con muchas subidas y bajadas. Con una China a la baja, cae un 20%. Tailandia salvando los muebles y creciendo un 9% y Japón más estable y creciendo un 10%. No es un continente activo en las cifras de exportación de España. La gran competencia existente, la dificultad en la comunicación y la distancia no invitan a muchas aventuras”.

Por el contrario, Australia o Nueva Zelanda, aunque están todavía más lejos, son mercados que invitan a acercarse y hacer negocios, según el directivo. “No son fabricantes importantes y están acostumbrados a importar de Europa. Nuestras empresas tienen una muy buena receptividad por parte de empresas locales”. Las exportaciones siguen creciendo un 13% y son superiores a muchos mercados cercanos de Asia.

Tras este análisis, Hernani afirma que “los datos de agosto parece que fueron más una cuestión de ajustes puntuales y un poco de vacaciones que otra cosa. Las exportaciones se han retomado en septiembre y eso es bueno para nuestras empresas y bueno para el sector”.

Destaca un ajuste en determinados sectores, por ejemplo en salud y nutrición tanto vegetal como animal, debido en parte a las compras masivas que se produjeron durante los primeros meses de la pandemia. “Si recordamos brevemente esa época tan diferente, vemos que muchas empresas optaron por acaparar producto ante el desconocimiento de la situación. Durante meses se vendió sin tino y sin importar el precio. De hecho, incluso mientras subían los precios de los contenedores, seguía la lucha por conseguir uno a pesar de la subida brutal que existía. Puede ser un argumento, pero los datos de los próximos meses nos darán más información de cara al informe final del ejercicio”, concluye.

 

Clic aquí

Nuevo sistema semisuspendido de transporte para compactadores Lemken de grandes dimensiones

El especialista en arados Lemken explica que el compactador de subsuelo se usa en las …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.