Ferrari muestra el inversor electrohidráulico Premium de sus tractores de gama alta

Entre las características técnicas más valoradas de los tractores de gama alta de la marca Ferrari está su inversor electrohidráulico Premium. Se trata de un sistema integrado que consta de una unidad de control electrónico capaz de controlar la inversión del movimiento del tractor actuando sobre el sistema de frenado, embrague y sincronizador.

La unidad de control electrónico recibe un conjunto de señales eléctricas de sensores analógicos y digitales, así como de un sensor de inercia, y procesa todas las órdenes provenientes del entorno circundante. Un sensor MEMS (microelectromecánico) mide las aceleraciones en los tres ejes cartesianos y envía la información a la unidad de control electrónico para que pueda gestionar todas las funciones para las que está programada. La gestión electrónica de la inversión reemplaza el procedimiento de accionar el pedal del freno, presionar y soltar el pedal del embrague. Con un simple movimiento de la mano, accionando la palanca del volante ubicada a la izquierda del volante, el tractor frena, cambia de sentido de marcha y vuelve a arrancar.

 

Ferrari explica que “en el campo de la agricultura de precisión, para cambiar el sentido de la marcha, es preferible un sincronizador a un sistema de doble embrague por razones de tamaño; de hecho, la utilización de un sistema de doble embrague provoca que el tractor sea más largo y, por tanto, con la consiguiente pérdida de esa compactación imprescindible para la maniobrabilidad en espacios reducidos como los de un viñedo o un huerto, donde el radio de giro es un dato muy importante”.

 

Modos de conducción:

Modo Lepre (liebre)

El modo de conducción Lepre (liebre), seleccionable desde el tablero, permite invertir el sentido de la marcha de forma automática con un par distinto de cero, con tiempos significativamente más cortos que la versión Tartaruga (tortuga) y es comparable con un tractor equipado con un inversor de doble embrague, con la ventaja de una inserción de embrague mucho más suave (evitando movimientos bruscos). Estas acciones son posibles gracias a una tecnología patentada. Se utiliza por ejemplo en trabajos relacionados con forraje, jardinería, limpieza de calles,… Las ventajas de este modo de conducción son: rápida inversión, eficiencia en trabajos repetitivos y practicidad de uso.

  • El tiempo mínimo de inversión de +13,4 Km / ha -0,1 Km / h es 1,49 s(a 2450 rpm, en rango IV – 1ra marcha).
  • El tiempo máximo de inversión de +13,4 Km / ha -13,4 Km / h es de 2,73 s (a 2450 rpm, en rango IV – 1ra marcha).

 

Modo ‘Tartaruga’ (tortuga)

El modo de conducción Tartaruga (tortuga), seleccionable desde el tablero, permite invertir la dirección de desplazamiento en par cero con tiempos de inversión ligeramente más largos que la versión Lepre (liebre). Se utiliza en todos aquellos casos en los que se desea maniobrar el tractor con precisión durante la inversión del sentido de la marcha, por ejemplo, para establecer una nueva trayectoria en la salida de una hilera, jardinería con presencia de obstáculos o uso del elevador. Las ventajas de este modo de conducción son: la posibilidad de maniobrar el tractor con precisión al dar marcha atrás (jardinería o uso de levador); la suavidad durante la inversión y la manipulación precisa de cargas pesadas (frutas, líquidos).

  • El tiempo mínimo de inversión de +13,4 Km / ha -0,1 Km / h es 1,79 s (a 2450 rpm, en rango IV – 1ra marcha)
  • El tiempo máximo de inversión de +13,4 Km / ha -13,4 Km / h es 3,21 s(a 2450 rpm, en rango IV – 1ra marcha).

 

 

Modo Frena y va

Este modo de conducción, seleccionable desde el tablero implementado por la unidad electrónica de control, permite maniobrar solamente con el pedal del freno durante la aproximación y la retirada.

En la fase de aproximación, en caso de frenado excesivo y prematuro, soltando solo el pedal del freno se puede reiniciar desde el par cero para completar la maniobra. Esto permite evitar malos cálculos y aporta eficiencia en la realización de estas maniobras; aprovechando la energía cinética del tractor, ofrece un mejor resultado que la de la tecnología hidrostática.

Esta función también se puede utilizar para reiniciar la marcha cuesta arriba, gracias a la intervención automática de los frenos de servicio. Este modo resulta extremadamente útil para cambiar la marcha adelante presionando solo el pedal del freno (con esta función el embrague se abre automáticamente).

Hay cinco niveles de reactividad, que el operador puede seleccionar desde el tablero, dependiendo de sus necesidades de aceleración durante la maniobra. El reinicio es controlado a través de un sensor inercial de aceleración, por tanto se mantienen todas las ventajas de esta tecnología.

Las ventajas de este modo de conducción son las siguientes: uso del pedal de freno solamente; posibilidad de cambiar de marcha solo pisando el pedal del freno; economización de combustible; comodidad de conducción (uso de un solo pedal para la mayoría de las maniobras); aproximación de precisión en plano (por ejemplo, con una carretilla elevadora); ahorros en los costos de mantenimiento del embrague; y mayor seguridad.

 

Modo Salida asistida cuesta arriba

Esta función permite bloquear el tractor en una pendiente abriendo el embrague y posteriormente accionando los frenos, con posibilidad de controlar el reinicio; o mediante el uso del pedal del embrague y el pedal del acelerador para solicitar la potencia requerida durante la maniobra.

Después de que se activan los frenos de servicio, se suelta el pedal y permanece inmóvil cuesta arriba, luego suelta el embrague y el tractor arranca de nuevo sin oposición con la potencia demandada por el operador.

La principal diferencia entre esta función y la función ‘Frena y va’ es que es posible ajustar el reinicio cuesta arriba de forma personalizada con el uso del pedal embrague y usar el acelerador para solicitar más potencia.

Sus ventajas son las siguientes: reinicio gradual cuesta arriba solo controlando el pedal del embrague; capacidad para soltar el freno y manejar el acelerador; posibilidad de salir de situaciones críticas proporcionando más potencia durante el reinicio cuesta arriba, incluso si suelta repentinamente el pedal del embrague, el tractor arranca de todos modo suave;  y mayor seguridad.

 

 Embrague Easy Plus

Esta función, mediante un algoritmo implementado en la centralita electrónica, hace que el embrague sea progresivo y por tanto agradable, evitando los molestos tirones de un mal uso del embrague por parte del operador.

Este sistema no gestiona directamente el cierre del embrague a través de la posición del pedal, sino también con un algoritmo que tiene en cuenta los parámetros físicos en los que encontrará el tractor (velocidad, …) y la velocidad con la que se acciona el pedal.

Por tanto, el usuario tiene la oportunidad de centrarse más en su trabajo, en lugar de en la maniobra de liberación del pedal del embrague. El resultado es que evitando tirones, es posible insertar el embrague rápidamente, con la consiguiente reducción de desgaste del mismo.

Por ejemplo, en una pendiente del 41%, en el rango III – 1ra marcha, con una carga remolcada de 1.300Kg, es posible insertar el embrague de forma suave en 0,96s.

Sus ventajas son: optimización de los tiempos de inserción del embrague; suavidad y respuesta gradual del pedal del embrague; menor desgaste de los discos de embrague, con el consiguiente ahorro de mantenimiento; simplicidad de conducción del vehículo; eliminación de arranque repentino debido a un uso inadecuado del operador (liberación repentina del pedal del embrague); y mayor seguridad.

 

 

Clic aquí

El Presidente y Director de Tecnología de BKT, Dilip Vaidya, en BKT Network

La TV digital de BKT, BKT Network, ofrece una nueva charla motivadora cuyo protagonista es …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.