Lemken supera los 400 millones de euros de facturación

Lemken cerró el último ejercicio económico con una cifra record de 446 millones de euros, aumentando el volumen de facturación un 22%. El nuevo año ha comenzado igual de bien para esta compañía con 242 años de historia, con una abultada cartera de pedidos.

Lemken

Los pedidos recibidos han superado las expectativas. La mayoría de los agricultores y contratistas se vieron beneficiados principalmente por los elevados precios de su producción, e invirtieron en tecnología agrícola profesional de última generación. En esta situación positiva, las restricciones impuestas por las medidas de prevención del coronavirus, junto con las mayores dificultades para la adquisición de materiales y el aumento de los costes de aprovisionamiento, plantearon retos a los que se pudo hacer frente gracias al trabajo en equipo. Esto permitió mantener la producción a lo largo de todo el año y suministrar la práctica mayoría de los equipos encargados. El número de trabajadores en plantilla en todo el mundo aumentó a 1.697. “Estamos muy orgullosos de este resultado y agradecemos a todos nuestros empleados su excelente participación”, afirman Nicola Lemken, socia, y Anthony van der Ley, CEO.

Positiva evolución de Steketee

Lemken Steketee

La actividad comercial de la joven filial Steketee tuvo una evolución especialmente positiva. Bajo esta marca, se comercializan escardadoras mecánicas capaces de reconocer plantas de forma individual mediante una cámara, ahorrando productos fitosanitarios.

En ese sentido, las buenas ventas de las sembradoras compensaron la descatalogación de los pulverizadores. La cuota de exportación aumentó hasta el 81%, dada la positiva evolución de casi todos los mercados extranjeros. El crecimiento fue especialmente satisfactorio en Canadá, Estados Unidos, Oceanía y Sudáfrica. En Estados Unidos, el especialista en tecnología agrícola construyó el año pasado su propio centro de distribución y asistencia técnica cerca de Des Moines (Iowa) con el fin de organizar mejor la creciente demanda.

Perspectiva

En cuanto al año 2022 en curso, la guerra de Ucrania afecta a Lemken no solo, por una parte, a nivel económico, sino sobre todo también a nivel humano, por su histórica relación con este importante mercado agrícola; por tanto, espera que este conflicto pueda finalizar lo antes posible. Por otra parte, la buena cartera de pedidos, que abarca todos los mercados y sigue estando respaldada por los elevados precios de producción, significa que es posible reducir este riesgo y asegurar el empleo en las plantas de producción. A la luz de lo anterior, Lemken cuenta con un volumen de facturación alto de manera estable.

En 2022, Lemken seguirá adelante con su programa de excelencia en la sede central de Alpen (Alemania) para flexibilizar y modernizar aún más la producción y el montaje. La planta de montaje de Haren (Alemania), creada en 2021 para el montaje de sembradoras, se ampliará considerablemente para satisfacer la alta demanda y poder fabricar los muchos nuevos modelos planificados. En cuanto a la maquinaria de Steketee, la empresa de Holanda Meridional está construyendo una fábrica completamente nueva y de última generación, que debería inaugurarse en el tercer trimestre de 2023.

Lanzamientos

Lemken Krone

Entre los nuevos lanzamientos comerciales previstos para 2022 están la grada de discos compacta Heliodor con distribuidor de purines y, a partir del verano, el cultivador Karat 10 en la versión del dispositivo dentado con disco por delante. En el campo de la tecnología de escardado, Lemken y Steketee presentan la escardadora automática intrahileras IC-Weeder en su versión con inteligencia artificial. Otra novedad es una pulverización en banda combinada para el escardado, muy económica. Para otoño, el Solitair DT estará disponible en forma de una combinación para labranza remolcada completamente nueva. También es interesante otro proyecto de investigación sobre el cultivo de carbono, en el marco del cual Lemken, junto con el Centro Leibniz de Investigación del Entorno Agrícola (Leibniz-Zentrum für Agrarlandschaftsforschung), está desarrollando un arado que guarda permanentemente el CO2 en las capas más profundas del suelo y, por tanto, aumenta el contenido de humus en la línea de labranza. Lemken acaba de presentar un proyecto de desarrollo junto a Krone para el uso autónomo de equipos con el objetivo de garantizar y optimizar los procesos con el apero agrícola mediante la supervisión por sensores y la filmación por cámara de vídeo.

Clic aquí

Nuevas cadena y espada Husqvarna, especiales para arboricultura

Con el fin de satisfacer la creciente demanda de mantenimiento de espacios verdes, Husqvarna amplía …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.